Los 7 puntos que debe contener un contrato si firmas con una editorial

Espacio del Editor

Los 7 puntos que debe contener un contrato si firmas con una editorial

Imagínate el siguiente escenario: tienes un libro inédito (y varios autopublicados) y antes de que el texto salga a la luz, una editorial se fija en ti y en tu trabajo literario. Esta se contacta contigo para firmar un contrato con el objetivo de publicarlo bajo su sello. Entonces, ¿qué debes tener en consideración a la hora de estudiar el contrato?

Primero, ¡Felicidades! Ese es un gran logro que pocos(as) autores(as) consiguen. Segundo, antes de firmar un contrato debes tener en cuenta que es limitado el margen de negociación entre el(la) autor(a) y la editorial, puesto que la editorial interesada por tu trabajo sabe que no son muchos en la industria editorial los que apuestan por un(a) autor(a), ya que eso conlleva riesgos de inversión. Y tercero, debes saber que existen 2 tipos de contrato: el de edición y el de coedición.

¿Qué diferencia hay entre el contrato de edición y el de coedición?

En el contrato de edición la casa editorial se hará responsable de convertir tu trabajo literario en un libro. Es decir, velará por los procesos de corrección, maquetación, diseño de portada, impresión, conversión a eBook, distribución en distintos canales de ventas (librerías, supermercados (en Chile, Jumbo tiene destinado un pasillo para la venta de libros), multitiendas y sitios online), marketing y difusión de la obra. Por todo ese trabajo, la editorial se queda con un porcentaje y te entrega a ti una parte fijada por contrato. Este porcentaje equivale al 10 % del valor neto de la venta de tu obra.

La coedición es una mezcla entre el contrato de edición y la autopublicación. En simple, el(la) autor(a) paga una parte de los gastos que conlleva la publicación del libro, y el(la) editor(a) cubre el resto de los gastos. Tras la publicación, el(la) autor(a) recibe un porcentaje sobre las ventas de la obra acordado previamente en el contrato.

Siguiendo con el escenario que mencionamos más arriba, a continuación nos referimos a los 7 puntos que debe contener un contrato de edición.

Contrato de edición

Como todo documento legal, un contrato de edición o editorial debe ser SIEMPRE por escrito y este debe contener, a grandes rasgos, los siguientes 7 puntos:

  1. Los derechos de explotación que el(la) autor(a) cede al editor(a) y si lo hace en exclusiva. En este punto incluye los derechos de reproducción, distribución, difusión y transformación a lengua extranjera (traducción, adaptación).
  2. Ámbito territorial. En el contrato de edición se debe establecer claramente en qué países va a poder ser explotada la obra.
  3. Número de ejemplares que serán publicados. En el contrato debe quedar estipulado el número de ejemplares que la editorial publicará. Esto es en el caso de los libros impresos. En cuanto a los eBooks, se debe seguir el mismo procedimiento.  
  4. Características de la edición. Acá la editorial queda facultada para determinar el diseño, tipografía, ilustraciones, impresión, clase de papel, encuadernación, número de tomos y demás características que la editorial escoja para la obra. Esto también se aplica para la versión electrónica del mismo.
  5. La forma de distribución de los ejemplares y los que se reserven al autor(a), a los(as) reseñistas y críticos(as) literarios(as), y a la promoción de la obra.
  6. Pago por concepto de derechos de autor. La remuneración del autor suele fijarse de acuerdo con lo ingresado por ventas de su libro. Este pago, suele ser desde el 10% del valor neto de la obra (sin IVA), y las editoriales suelen entregar rendiciones de ventas 1 ó 2 veces al año. Sobre los eBooks este tiene un ingreso por venta para el(la) autor(a) de un 20% a un 25%. La editorial, con los libros digitales, ahorra costos de impresión, bodegaje y despacho, por lo que hay mayor margen de ganancia. No obstante, las editoriales suelen designar un pago mayor a autores(as) consagrados, a los que también les dan anticipos, tanto para libros impresos como ebooks. Recuerda que a la hora de la rendición se te debe adjuntar un informe detallado con los libros impresos, cantidad de textos vendidos, saldos disponibles en bodegas, librerías, entregados a consignación, mermas (libros dañados y que no se pudieron vender), etc.
  7. Tiempo definido para que el(la) autor(a) entregue la obra a la editorial.

Otro punto importante que debes considerar antes de firmar un contrato con una editorial es revisarlo con calma, y en lo posible asesórate con un(a) abogado(a) experto(a) en derechos de propiedad intelectual, en particular, a la Ley 17.336 que en Chile es la normativa sobre propiedad intelectual. Un(a) experto(a) puede ser algo costoso para un(a) escritor(a), pero si puedes hacerlo, hazlo y despeja todas tus dudas con el(la) experto(a) y el(la) editor(a).

¡Comparte lo que te gusta!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Ubicación

Av. Libertador Bernardo O’Higgins 1302, oficina 70. Metro Estación Moneda. Santiago, Chile.

Contáctanos

WhatsApp: +56 9 7660 8108 — +56 9 6550 7498

contacto@estrofasdelsur.cl

El primer autor literario del mundo fue… una mujer

Espacio del Editor

El primer autor literario del mundo fue… una mujer

En la foto: Enheduanna fue hija de uno de los primeros emperadores en la antigua Mesopotamia, rey acadio Sargón I, y fue la primera persona reconocida por producir una obra literaria propia.

Ante esta pregunta, muy pocos, o casi nadie quizás, se remonta más allá de la Grecia de Homero, a los Vedas de la literatura india, a textos chinos del siglo XI a.C, o a la Epopeya de Gilgamesh, el famoso texto épico que data de poco antes del 2000 a.C., y cuya versión más completa fue conservada en tablillas de arcilla, con escritura cuneiforme, en la biblioteca del rey asirio Asurbanipal. En todo caso, si bien la literatura sumeria y acadia son las más antiguas del mundo, la Epopeya (o Poema) de Gilgamesh, es de carácter anónimo. No existen pistas de autor o autores, o de autora o autoras.

Si queremos saber quién fue el primer autor que firmó sus obras con su nombre, debemos remontarnos a Mesopotamia durante el siglo XXIII a.C. para encontrarnos con Enheduanna, poeta, princesa y sacerdotisa hija del rey acadio Sargón I, que reinó en la legendaria ciudad de Ur. Fue Enheduanna la primera en firmar obras literarias con su nombre (o título de acuerdo con estudios, que significa “adorno del cielo”).

Obras escritas en cuneiforme

Enheduanna fue ella la primera autora del mundo. La poeta vivió entre los años 2285 y 2250 a.C., dejando obras como Himnos del templo sumerio y Exaltación de Innana, de alto reconocimiento en la sociedad que le tocó vivir. Su influencia fue importante considerando su cargo de Suma Sacerdotisa del dios Nannar (personificación de La Luna), que también implicaba cuestiones políticas. En cuanto a Innana, alabada en la obra de Enheduanna, era la diosa del amor, principalmente, aunque también se la asociaba a la guerra en el sentido de protectora.

¡Comparte lo que te gusta!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Ubicación

Av. Libertador Bernardo O’Higgins 1302, oficina 70. Metro Estación Moneda. Santiago, Chile.

Contáctanos

WhatsApp: +56 9 7660 8108 — +56 9 6550 7498

contacto@estrofasdelsur.cl

Los límites de un(a) editor(a), ¿hasta qué punto puede intervenir un texto?

BLOG

Los límites de un(a) editor(a), ¿hasta qué punto puede intervenir un texto?

Cuando un autor presenta su manuscrito a una editorial, inevitablemente se enfrentará a un(a) editor(a) que leerá su obra para aprobar o rechazar su publicación. De haber una respuesta positiva y sin observaciones, sería de no creerlo, casi un milagro, pues que esto suceda es casi imposible; siempre los(as) editores(as), en caso de aceptar publicar una obra, exponen una o varias observaciones que discuten con el(la) autor(a), no siempre llegando a un acuerdo, lo que muchas veces termina con la no publicación del libro. No son pocos los(as) autores(as) que consideran que las propuestas de los(as) editores(as) sobrepasan, en reiteradas ocasiones, el límite de hasta dónde pueden intervenir un texto.

Muchas veces los(as) editores(as) piden excluir o reescribir parte de una novela, o eliminar versos de un poema o sencillamente eliminar el poema completo. Otras veces intervienen en las características de tal o cuál personaje de la narración. También pueden proponer adecuar la trama a lo que está más de moda o incluso proponer cambiar el final de un cuento o novela. Aceptar o no las propuestas de un(a) editor(a), que pueden ser de forma y de fondo, será siempre una decisión a la que los autores se verán enfrentados cuando presenten sus manuscritos a una editorial, salvo que opten por la auto publicación.

¿Pueden mejorar una obra ya escrita las indicaciones o “correcciones” de un(a) editor(a)?

En lo formal quizás sí, en lo ortográfico, la tipografía y cosas menores, sí. ¿En el estilo del autor(a)? Puede que sí y puede que no, dependerá de muchos factores que tal vez vayan más allá de lo exclusivamente estilístico. Cada autor(a) tiene su impronta de escritura y motivos profundos sobre los temas que trata, por lo que no siempre es fácil involucrarse en la edición de un texto. Imagínense un(a) editor(a) que hubiese pretendido meter mano al Ulises de James Joyce o a Umbral de Juan Emar, obras de alta complejidad. ¿Qué habría resultado? La edición de un libro puede ser un acierto o un desacierto. Es el riesgo de publicar. Los límites a un editor serán siempre discutibles, pero en general necesarios, lo importante es la sinceridad y claridad en la relación editor-autor.

¡Comparte lo que te gusta!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Ubicación

Av. Libertador Bernardo O’Higgins 1302, oficina 70. Metro Estación Moneda. Santiago, Chile.

Contáctanos

WhatsApp: +56 9 7660 8108 — +56 9 6550 7498

contacto@estrofasdelsur.cl

¿Por qué un BLOG te puede ayudar a vender tu libro?

BLOG

¿Por qué un BLOG te puede ayudar a vender tu libro?

Desde mucho antes que la situación sanitaria producto del COVID-19 obligara a suspender diversas actividades masivas (culturales, deportivas, científicas, etc.), Internet ya venía transformando nuestras formas de comunicarnos. Para conseguir mayor visibilidad las empresas, marcas y profesionales de distintas áreas, utilizan hoy las redes sociales (Facebook, Instagram, LinkedIn) y BLOGs para acercarse al público, pues estas herramientas digitales les permiten mostrar sus obras, servicios y productos masivamente.

En un BLOG, por ejemplo, un(a) escritor(a) puede acercarse a sus lectores(as) comentando sobre temas de contingencia -con argumentos y documentación, idealmente- y promocionar, a la vez, su(s) trabajo(s) literario(s). Pero ojo, la clave está en desarrollar bien los contenidos que se publican allí, hacerlo de manera periódica, y ser SIEMPRE CONSECUENTES con lo que se dice, escribe y se hace. Los(as) lectores(as) “castigan” a los que pierden credibilidad. Los rechaza. Ese mismo efecto lo conseguirás si tu Blog no cuenta con historias atractivas, con imágenes de apoyo (liberadas de derechos de autor) poco atrayentes o publicas cada cierto tiempo.

Un Blog debe ser parte de la identidad digital de cualquier escritor(a). Por eso es importante contar con una escueta, pero certera estrategia comunicacional que te ayude a gestionarlo de manera profesional:

1. Presencia en internet

Para conseguir esa anhelada visibilidad DEBES estar conectado a Internet, y qué mejor que crear un Blog en tu sitio web donde puedas escribir periódicamente. Si no cuentas con el dinero para comprar un hosting y dominio web (no debería costarte más de $ 25.000, al año, ambos recursos) ni cuentas con los conocimientos para crear tu propio Sitio Web, utiliza las plataformas gratuitas destinadas para crear tu Blog. En Internet hay miles de sitios destinados para ello, pero los más habituales son WordPress y Blogger. Están en español y con información sencilla y clara para que le saques el máximo provecho.

2. Diseño profesional

Todo entra por la vista, aunque se diga lo contrario. Por eso es importante contar con un Blog atractivo, actual, sencillo y sin tantas animaciones. Recuerda que, si recargas tu sitio web o Blog, este se ralentizará y demorará más tiempo en cargar. Opta por el minimalismo. ¡De veras que funciona!

3. Planifica el contenido que publicarás semanal o mensualmente

Fíjate en los temas de contingencia o qué se está conversando en encuentros literarios sobre el género que escribes.

4. Difunde lo que escribes en tu Blog

Parece obvio, pero muchos(as) autores(as) pierdes contenidos y oportunidades valiosísimas por no compartir sus escritos en grupos de escritores de Facebook o Google+, por ejemplo. Anímate a decir lo que piensas, recuerda que un “no me gustó” no es una denostación personal, sino que una opinión más.

Los BLOG son una excelente ventana para promover y difundir tu(s) escrito(s). Mientras más conocido seas mayores serán las posibilidades de vender tus libros.

¡Comparte lo que te gusta!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Ubicación

Av. Libertador Bernardo O’Higgins 1302, oficina 70. Metro Estación Moneda. Santiago, Chile.

Contáctanos

WhatsApp: +56 9 7660 8108 — +56 9 6550 7498

contacto@estrofasdelsur.cl